Entrenamiento de la Real Sociedad

Un Zubieta bunkerizado se va a convertir en el cuartel general de la Real durante las próximas semanas, después de que ayer se conociera que la Liga queda suspendida, al menos, hasta el primer fin de semana de abril. Un inhóspito escenario en el que, sin la competición en el horizonte, al conjunto txuri urdin no le quedará otra que entrenar sin saber muy bien a qué atenerse. De momento, la escuadra de Imanol conoce que no jugará el domingo contra Osasuna y que no se desplazará el próximo sábado, 21 de marzo, a Mendizorroza para medirse al Alavés. Cuándo recuperará esos partidos, si los llega a recuperar, y si reanudará el torneo liguero el 4 o el 5 de abril frente al Real Madrid en Anoeta son ahora mismo preguntas sin respuesta, como tampoco la hay para la pregunta de si se jugará la final de la Copa del Rey.

De momento, tras ganar en Ipurua el martes y descansar el miércoles, la Real reanudó ayer su día a día conforme al plan de trabajo previsto desde el martes. Imanol había programado tres entrenamientos, todos ellos a las 10.30 horas a puerta cerrada, antes de recibir a Osasuna. Ayer efectuó el primero de ellos y hoy volverán a trabajar sin alteraciones en la agenda establecida.

El cuerpo técnico txuri urdin, en cualquier caso, evalúa la posibilidad de alterar su modus operandi habitual, adaptándose al calendario de trabajo que tiene por delante. El hecho de afrontar tres semanas sin competición, sin tener la certeza de que la Liga se vaya a reanudar, obliga a los técnicos a reflexionar sobre el método a aplicar a los entrenamientos durante este tiempo. Eso, desde la mera óptica de la preparación. Y es que no se puede descartar, por otra parte, el riesgo existente de que un solo contagio de alguno de los profesionales que conviven cada día en ese vestuario obligue a poner a toda la plantilla en cuarentena, como ocurrió ayer con el Real Madrid. La inédita situación a la que se enfrentan está siendo analizada, recabando toda la información posible y a lo largo del día de hoy, probablemente, la Real dará a conocer cuál va a ser su forma de proceder en los próximos días.

Alguacil, en una rueda de prensa reciente, expresó su intención de elevar la intensidad en los entrenamientos en cuanto se agilizara el calendario de partidos. Finalizada la Copa, aprovechando que las semanas volvían a tener un solo partido, el técnico txuri urdin quería apretar a sus jugadores. Está por ver si ahora que no habrá partidos al menos hasta abril mantiene esa idea.