Marcos Mauro y Álex Fernández, celebrando un gol del Cádiz

El centrocampista del Cádiz Álex Fernández ha declarado este miércoles que el partido del sábado ante el Real Madrid será «muy especial» y que tanto él como su hermano, el madridista Nacho, llevan «mucho tiempo» esperándolo.

Fernández ha manifestado en rueda de prensa que el partido es «importante» para su familia y que se «va a vivir» con «intensidad».

El medio del Cádiz consideró que es necesario marcar algún gol en el estadio Alfredo Di Stéfano porque es «muy difícil» que el Madrid no anote por la «calidad» de sus jugadores, aunque los cadistas, según dijo, hablan de «salir a ganar» y no han «pensado en sacar un empate».

Pese a medirse el líder y actual campeón de Liga frente a un recién ascendido, Álex Fernández indicó que el Cádiz tiene «muchas» posibilidades de puntuar en Madrid por su «manera de jugar», reconociendo que el conjunto de Zinedine Zidane es un «gran» equipo y que el partido será «complicado».

«El Madrid tiene de los mejores jugadores del mundo», advirtió Fernández, quien consideró que si el adversario está «al cien por cien concentrado», será «difícil» sacar algo positivo de esta visita y destacó el «buen» trabajo defensivo de los merengues y su «determinación» en ataque.