Daniel Carriço, exjugador del Sevilla

El portugués Daniel Carriço dio un paso arriesgado en su momento. Su decisión de firmar por el Wuhan Zall chino, el club de la ciudad en la que se originó toda la crisis mundial por el coronavirus, llamó la atención. El ex sevillista, en una entrevista en ‘Tuttomercato’, declara que el país asiático es ahora mismo más segura que el continente europeo. De hecho, el equipo que dirige José González ha decidido este jueves volver a China al encontrarla más segura que España, donde ha estado entrenando (Sotogrande y Marbella) mientras se normalizaba la situación en Wuhan.

“¿Miedo? ¿Qué miedo? Por ahora estoy entrenando con el equipo en Marbella, y nos quedaremos hasta finales de marzo. Estamos esperando que la alarma por el coronavirus desaparezca totalmente antes de volver con tranquilidad a Wuhan y recuperar progresivamente nuestras vidas. En China, la situación actual es seguramente menos preocupante respecto a la del resto del mundo”, ha dicho el jugador, que ha explicado su decisión: “Tengo 31 años y mi contrato con el Sevilla vencía en junio, después de tantas temporadas en el fútbol europeo, entre Portugal, Chipre, Inglaterra y España, quería vivir una experiencia nueva a nivel humano y profesional. No me he arrepentido de esta decisión, ni siquiera un día. Estoy emocionadísimo y cuento las horas para comenzar. El Wuhan Zall me ha querido a toda costa y esto me enorgullece”.