Sime Vrsaljko, en un entrenamiento con la selección de Croacia.

Sime Vrsaljko, futbolista del Atlético de Madrid , fue el primer internacional colchonero en incorporarse a la pretemporada. El lateral no tuvo minutos con su país a pesar de que había sido seleccionado por Zlatko Dalić.

Hacía muchísimo tiempo,casi dos años desde su última llamada. Y el jugador estaba realmente ilusionado con la oportunidad, más allá de saber que no estaba aún en condiciones físicas (regresaba de vacaciones y tras una etapa final con el Atlético en la que se estuvo recuperando de una infección en la rodilla y del positivo por coronavirus).

“Me siento realmente satisfecho, estoy feliz de volver a estar en la selección nacional después de una larga ausencia. Es una sensación especial estar en la selección nacional siempre, especialmente para mí después de una pausa tan larga. Entrené en Zadar mientras estaba de vacaciones, pero después de tres entrenamientos sólo con los compañeros no puedo decir que esté listo. Estaré disponible para el entrenador y el equipo, pero todavía estoy lejos de la forma óptima en la que puedo dar lo mejor que sé”, anticipó el jugador a su llegada a la concentración.

El futbolista había hablado con el seleccionador para acordar que, si bien no iba a poder ser titular en esta situación, sí que podría tener minutos en alguno de los compromisos, ante Portugal y posteriormente contra Francia.

Sin embargo, el jugador regresó tras el primer partido de su selección. Ni siquiera se esperó al choque contra el cuadro galo. El futbolista se incorporó a la concentración del Atlético en San Rafael.