Razón tenía Fran Garagarza cuando pronosticó un mercado largo y complicado. En la recta final del mes de agosto, siguen sin concretarse ninguno de los siete u ocho fichajes que pidió José Luis Mendilibar y, salvo el regreso de los jugadores cedidos y el acuerdo para la desvinculación de Nano Mesa, poco más se puede decir del mercado armero.

Eso sí, mientras se espera la llegada de refuerzos, algunos rumores comienzan a disiparse. Por ejemplo, el que situaba a Marko Dmitrovic como uno de los candidatos a ocupar la portería de Atlético de Madrid o Betis. Los primeros buscaban un sustituto para Adán y el elegido es el croata Ivo Grbic,ciyo fichaje ya es oficial, mientras que los andaluces están cerca de firmar al veterano Claudio Bravo.

En cuanto a alguno de los jugadores en los que el Eibar había mostrado cierto interés, el colchonero Víctor Mollejo no tiene pinta de que vaya a venir. El Getafe parecía tener todas las de ganar a la hora de pedir su cesión, pero el Atlético podría quedárselo.