EIBAR, SPAIN - SEPTEMBER 12: Emre Mor of Celta Vigo is challenged by Damian Kadzior of SD Eibar during the La Liga Santader match between SD Eibar and RC Celta at Estadio Municipal de Ipurua on September 12, 2020 in Eibar, Spain. (Photo by Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)

Fran Garagarza tiene una fecha marcada en rojo en su agenda: el 5 de octubre. El mercado estival cierra la persiana dentro de menos de dos semanas y el Eibar encara el tramo final con trabajo por hacer.

Fue el propio José Luis Mendilibar el que puso los deberes al club. El pasado 14 de agosto, el técnico de Zaldibar pidió 7 u 8 fichajes. Para cumplir su deseo, el Eibar necesitaría cerrar tres o cuatro incorporaciones en estos últimos compases del verano futbolístico. Serán, por tanto, dos semanas intensas en los despachos de la entidad armera.

Hasta el momento, son cuatro las caras nuevas que Garagarza ha puesto a disposición de MendilibarRecio ha sido el único que ha logrado meterse en un ‘once’ titular. Kadzior ha salido desde el banquillo en la dos primeras jornadas, mientras que Kevin, recién llegado, disputó seis minutos en La Cerámica. Muto, que acababa de incorporarse al equipo, fue la sorpresa en la convocatoria para medirse al Villarreal, aunque finalmente no se estrenó.

Un centrocampista, un lateral derecho, un extremo y un delantero. Cuatro refuerzos que, muy probablemente, irán ganando en protagonismo a medida que pasen las semanas pero que no colman los deseos de Mendilibar. El técnico de Zaldibar quiere más piezas para completar el puzle y son al menos tres las posiciones que requieren una pieza más.