Muchos jugadores en poco espacio

Ter Stegen SALVADOR

El portero fue el mejor del Barça en la primera parte, porque sus dos intervenciones tuvieron valor gol: un paradón de balonmano a tiro malintencionado de Embarba y un rechace milagroso casi al descanso.

Semedo FÚTIL

Su función debía ser la de extremo. Amagó pero siempre se giró hacia atrás en el momento clave. Encima, dejó un mundo a su espalda.

Piqué MOTIVADO

Pero sin frivolidades. Quien se lo imaginaba más en el área de enfrente que en la suya se equivocaba.

Lenglet SOBRIO

Se tomó el partido con su habitual temple. Evitó con Ter Stegen el 0-1 casi al descanso.

Jordi Alba NERVIOSO

El juego ofensivo del Barça depende bastante de la profundidad que exhiba ese día el lateral. En esta primera parte no la tuvo, seguramente porque estaba, no irrumpia. Se le vio solo protestando.

Busquets ESPESO

Las vertiginosas salidas al contragolpe del Espanyol le depararon una farragosa primera mitad.

Sergi Roberto REFORZADO

Tras su buena labor en Villarreal, Setién insistió con él en el interior. Con menos espacio ya no fue lo mismo, pero no fue de los peores.