El Real Betis no estrena el Año Nuevo con victoria en Liga desde hace tres años, cuando se impuso precisamente en un derbi al Sevilla FC (3-5) el 6 de enero de 2018 en el Ramón Sánchez-Pizjuán, un partido que fue un punto de inflexión para el equipo verdiblanco, que llegó al campo del eterno rival como 14º clasificado y con ocho puntos menos y a partir de ahí empezó a remontar posiciones hasta acabar LaLiga sexto y con dos puntos más que que los nervionenses, que fueron séptimos en la 2017/18.

Ese 3-5 fue el inicio de un gran año para el Real Betis, pues en 2018 sumó un total de 65 puntos en 38 partidos, siendo el cuarto mejor equipo de LaLiga en el año natural, solo por detrás de FC Barcelona, Atlético y Real Madrid.

El año 2019 lo arrancó el Betis perdiendo 2-1 en Huesca, una derrota premonitoria de lo que vendría después. Esa campaña 2018/19 la acabó el Betis décimo y en junio decidieron dejar el club por distintos motivos Quique Setién y Lorenzo Serra, artífices del éxito del año anterior. El año 2019 lo acabó el Betis 13º de la mano de Rubi, que arrancó 2020 con un empate en Vitoria ante el Alavés (1-1) en Mendizorroza. El Betis acabó la Liga 2019/20 el 15º y el año 2020 lo finaliza 10º, cuatro puntos por encima del descenso y a seis de la sexta plaza, con un partido más.