Pela Arzak, a la izquierda, tras recibir hace cuatro años la insignia de oro y brillantes del club por sus 50 años ininterrumpidos de socio

En la tarde de hoy miércoles se ha muerto un histórico de la Real, uno de los jugadores inolvidables por lo que hizo disfrutar sobre el campo a varias generaciones de seguidores txuri urdin: Joseba Arzak, por todos conocido por ‘Pela’. Donostiarra de la calle Fuenterrabía y héroe del ascenso de Puertollano en 1967, ha fallecido a los 77 años, aquejado de Alzheimer desde hace un tiempo. Además de futbolista del primer equipo de la Real durante 13 temporadas, desde 1962 hasta 1975, fue presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol antes de Juan Luis Larrea.

Pela Arzak disputó 340 encuentros oficiales en la primera plantilla de la Real durante 13 años decisivos en la historia y crecimiento del club porque, tras la consecución del ascenso ante el Calvo Sotelo, se fue forjando el equipo campeón, que alzó el título de Liga en 1981 y 1982. El donostiarra era un centrocampista de banda con mucho recorrido, muy valiente en las disputas y con clase para jugar el balón. José Mari Martínez, que compartió amistad y vestuario durante esas 13 campañas, le define como “el Zamora de la época”. En esos 340 partidos Arzak anotó 70 goles.

Tras el ascenso, el héroe de Puertollano disputó ocho temporadas en la máxima categoría y tuvo el honor de ser en 1974 uno de los artífices de la primera clasificación europea de la Real en toda su historia, la Copa de la UEFA, que no llegó a disputar.

Hace cuatro años, Arzak recibió la insignia de la Real por sumar 50 años de forma ininterrumpida.

Está previsto que el funeral por el alma de Pela Arzak se celebre este mismo viernes en Donostia. La Real Sociedad quiere expresar su más sentido pésame y condolencia a su familia.