Luis de la Fuente, con el trofeo de la Eurocopa sub-21 ganada el año pasado

La actividad no cesa en el universo de Luis de la Fuente a pesar de las dificultades. En medio de apreturas, disciplina casi espartana para mantener las rutinas, para continuar con su labor en la selección sub-21, con las posibilidades tecnológicas que se le brindan. Por su puesto, con un ojo en el Athletic y elogiando su filosofía y sus productos.

“Seguimos haciendo el seguimiento de partidos, de jugadores que ya teníamos desde antes del parón, repasando partidos en los que han participado, para tener mejor conocimiento de ellos, viendo su polivalencia. Estamos preparando entrenamientos, viendo fútbol, partidos, todo on line, aprendiendo y mejorando, ampliando los distintos puntos de vista”, explica.

“Estoy loco por salir”

En estas circunstancias de se supone que lo está pasando mal. “No te creas que tanto. Evidentemente, esto no es agradable para mí, estoy loco por salir, me imagino que como todos. Pero en cuanto a la organización del día tengo perfectamente establecidos los horarios, una rutina muy bien marcada para trabajar mucho más que en el despacho, para hacer deporte, paseos… La verdad es que los días los tengo bien completos. Con esa estructura que tengo lo llevo bastante bien”, añade.

Y con esa manera de seguir el día a día del futbol conoce perfectamente quién marca la pauta en materia de cantera, opción que va a cobrar más presencia a corto plazo. La casa que le ha visto crecer mantiene sus constantes vitales. “Sí, el Athletic es un ejemplo claro. En España hay equipos que son un claro ejemplo de apuesta por la cantera. Por supuesto que tiene muy buena gente en la base, la generación es muy buena. Habrá que darles ese medio plazo para que puedan consolidar su capacidad y desarrollar toda su potencialidad. Y en esa apuesta el Athletic no duda nunca”, destaca el exjugador rojiblanco.