Joseba Zaldua habló para los micrófonos de Radio Euskadi.

La jornada de hoy debía de ser un día histórico para toda la familia de la Real Sociedad. El conjunto txuri urdin había conseguido el billete para disputar una nueva final de Copa del Rey 32 años después pero la pandemia del coronavirus ha paralizado prácticamente la totalidad de las actividades a lo largo y ancho del planeta incluyendo, por supuesto, los eventos deportivos.

Sevilla debía estar conquistada por las aficiones de la Real y del Athletic en la previa de un duelo que iba a ser recordado durante años y como dice Joseba Zaldua, los jugadores de ambos equipos finalistas se encontrarían en estos momentos “concentrados” y a punto “de vivir un momento histórico y jugar una final de Copa 32 años después”. En vez de eso, a todos nos toca “estar aquí en casa encerrados” hasta que se solucione el problema puesto que “la salud es lo más importante para todos”.

Lo cierto es que el lateral donostiarra es consciente que esta noche iba a disputar un partido “de los más importantes” de toda su carrera. En la historia reciente del club realista solo los últimos partidos en Segunda son comparables a esto por todo “lo que significaba” conseguir un ascenso que “era necesario” para una entidad como la de Anoeta, explicó Joseba Zaldua en los micrófonos de Radio Euskadi. En su opinión, el hecho de poder estar a las puertas de tocar la gloria es un “premio a hacer las cosas bien”, por lo que “no se puede pedir más”.

Antes del parón que produjo la pandemia parecía que la Real era favorita para alzarse con el título, pero el defensor manifestó que dentro del vestuario “no miramos eso”. Sí es cierto, de todas formas, que llegaban en “buen momento”, con una “buena dinámica, resultados y muchas ganas”, pero son conscientes de que “una final es una final y más siendo un derbi”. En un día así las rachas no importan.

Por supuesto, “sabemos que no ha sido bueno parar”, continuó explicando Zaldua. Con todo lo bueno que estaban generando dentro y fuera del césped tenían la sensación de que “era nuestro momento”, de ahí que el lateral derecho revelara también que él se sentía “ganador” gracias al buen momento de que estaba viviendo el grupo.