Italia se pone nerviosa y ve a James de rojiblanco

El Atlético de Madrid mantiene desde hace semanas que JamesRodríguez no estaba sobre la mesa. Con una salvedad, claro, que pudiese convertirse en una oportunidad de mercado como está sucediendo. Y es que el colombiano tiene claro que desea seguir su carrera en España.

Primero fue la mujer del jugador, Daniella Ospina, la que dejó caer que el jugador prefería no salir de nuestro país, tras dos temporadas en Alemania. “Yo también pienso que preferiría, hablando de comodidad, estar allá (en Madrid). Obviamente tiene casa, tiene una vida construido, así que si es comodidad ‘tiraría’ para Madrid”, confesó.

Y hace apenas unos días era el padrastro de James el que reiteraba esta idea. “¿Si está más cerca del Nápoles o del Atlético? Ya conoce Madrid y tiene casa en España…”, señalaba en la Cadena Ser para añadir: “Si yo fuera él, iría donde me quisieran tener y si el técnico, llámese Ancelotti o el ‘Cholo’ Simeone quieren contar con él, creo que James estaría muy contento de participar de cualquiera de ellas”.

Desde Italia se veía la operación de James por el Nápoles muy encarrilada pero la situación ha cambiado en los últimos días. El deseo del jugador de quedarse en España y apostar por el Atlético de Madrid, ha girado el viento que guiaba esta nave. En el club colchonero veían la operación imposible, pero quizás haya espacio para que no lo sea por la propia voluntad del colombiano, clave en este asunto.

Carlo Ancelotti, técnico del Nápoles, se ha referido a esta circunstancia y ha dejado entrever que quizás no salga. “Hay una negociación en curso que será larga. No es un asunto simple, esperamos que todo salga bien. Si no llega, seguiremos siendo fuertes y podríamos cambiar de objetivo si realmente no podemos finalizar la operación “, dijo en una entrevista en TV Luna.

Los medios italianos empiezan a hablar abiertamente de que el Atléticorepresenta un peligro para el cuadro celeste en su intención de edificar un proyecto en torno al colombiano.

El Nápoles había propuesto inicialmente una cesión al Real Madrid, pero ahora, viendo las orejas al lobo, con el Atlético de Madrid al acecho, habría subido su propuesta. Según el diario Tuttosport, el cuadro celeste llegaría a los 25 millones netos más otros 20 por objetivos, para alcanzar los 45 que el Real Madrid iba a recibir del Bayern de Munich, caso de que el cuadro alemán hubiese querido ejecutar la cláusula de compra.

LA POSTURA ROJIBLANCA

El Atlético se aferra a la voluntad del jugador de imponer su postura, pero en el club colchonero son conscientes de que doblegar la posición de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, no será sencillo. Una cosa es negociar para que Llorente, un descarte, llegase al Atlético y otra que un fichaje que en su día fue estrella para el presidente blanco, triunfe a escasos kilómetros del Santiago Bernabéu. Con todo, como poco, el viento ha cambiado y favorece a los colchoneros.

En el lado rojiblanco, la llegada del colombiano significaría irremediablemente la salida de uno o varios jugadores del Atlético a cuenta del asunto del tope salarial. Entre los candidatos, claro, Ángel Correa, Nikola Kalinic y Víctor Machín Vitolo.