El jugador del Valladolid explica en una entrevista concedida a ‘Marca’ cómo está viviendo que le hayan relacionado con los supuestos amaños de partidos.KekoGontán,拥有Real Valladolid。

Keko Gontán, jugador del Málaga cedido en el Valladolid, fue citado a declarar en el marco de la ‘Operación Oikos’ a raíz de la famosa barbacoa que organizó en su casa y en la que estuvieron algunos de los supuestos implicados en la trama de amaños de partidos. El jugador concedió una entrevista a ‘Marca’ en la que cuenta cómo está viviendo la situación.

Preguntado por si conoce a Aranda o Raúl Bravo, dice que “No. A ninguno de los dos. Tampoco a Iñigo López. Por eso que se asocie mi nombre a estas cosas me parece indignante”. Y explica que “en la barbacoa en ningún momento coincidimos siete jugadores a la vez. Borjase va porque tiene que recoger a su sobrino en colegio, Kiko Olivas no estaba y luego llega…parece que todo encaja y la policía habla de suposiciones. Lo que no se puede hacer es detener a gente o asociar nuestro nombre a este tipo de tramas por suposiciones”.

El futbolista cuenta cómo le ha afectado todo a nivel social. “Mi imagen pública está dañada y de ahí viene mi indignación. Ni yo ni mis compañeros tenemos nada que ver y se está diciendo que en la famosa barbacoa se fraguó todo. No es normal que yo me dé un paseo por la calle con mi mujer y me digan: “Mira, ese es el de la barbacoa”. O que mi hijo vaya al colegio y sus compañeros le pregunten si su papá está en la cárcel. Eso no es normal ni se puede permitir. Se habla de nuestros valores, de nuestros principios…han salido fotos de nuestros niños sin pixelar…nos ha parecido una falta de respeto, pero parece que en este país todo está permitido y todo vale”.

En la entrevista, Keko Gontán dice que nunca ha cobrado primas y que tampoco ha participado en pacto alguno. Y se refiere al partido investigado, el Valladolid-Valencia. “Es cierto que esa semana era de euforia. No entrenamos ni lunes, ni martes, ni miércoles. Estuvimos de comidas, cenas…, de cachondeo disfrutando de nuestra salvación. Estuvimos todo el año con el culo apretado y nos salvamos en la penúltima jornada. Es normal que estuviésemos eufóricos, pero cuando salimos al partido salimos a matar. Lo han dicho hasta jugadores del Valencia, en la segunda parte revisó un posible penalti el VAR…también me han dicho, como a Borja, que las estadísticas personales de ese partido fueron buenas”.

Finalmente, se muestra indignado con la Federación Española. “Me parece increíble que la Federación haya abierto un expediente público, porque a mí no me ha comunicado nada, y que lo haga en base a recortes de periódicos enviados por un club. Yo no estoy investigado. Se están equivocando”, afirma.