Entrenamiento del Eibar en Atxabalpe

El Eibar empieza a preparar, con la habitual tranquilidad que reina en Atxabalpe, sus vitales partidos como local

Ha llegado el momento de la verdad porque las próximas citas ligueras del Eibar se presumen trascendentales para evitar pasar apuros innecesarios. Los armeros no están realizando un buen curso, pero ahora encaran tres duelos consecutivos en casa contra Levante, Mallorca y Real, que deberían avivarles y permitirles tener una posición mucho más desahogada en la clasificación que la que tienen ahora.

A día de hoy el conjunto armero sólo tiene dos puntos de margen respecto al descenso, aunque con una jornada menos que los demás rivales, y las alarmas ya se han encendido en el entorno del club guipuzcoano.

Aunque la renta es cada vez más exigua, en los entrenamientos de Atxabalpe se continúa percibiendo cierto sosiego. Tras descansar el lunes, José Luis Mendilibar dirigió este martes una intensa sesión que Pedro Bigas y Kike García, lesionados hasta entonces, completaron sin ningún problema junto con el resto de sus compañeros.