David Aganzo, presidente de la AFE

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se ha posicionado este jueves sobre cómo debe quedar la Segunda División esta próxima temporada tras el conflicto generado por la suspensión, en la última jornada del campeonato, del Deportivo-Fuenlabrada por el contagio de COVID-19 de varios jugadores del cuadro madrileño.

El sindicato defiende, a través de un comunicado oficial, la ampliación de la competición a 26 equipos. De esta forma, asegura, “ningún futbolista se vería perjudicado por la decisión de tener una liga de 22 o 24 y se garantizaría la salvaguarda de los derechos adquiridos contractualmente por nuestros afiliados y los clubes”.

AFE asegura haber trasladado su propuesta a todas las partes implicadas en la búsqueda de “la solución más coherente y justa”.

En su comunicado, el sindicato apela a la unidad cooperación de todas las partes “con el fin de poner solución a esta situación tan excepcional y evitar así que ningún compañero futbolista se vea perjudicado”.

Entiende la AFE que su propuesta no supone ningún problema a nivel de competición o calendario, tomando como ejemplo lo sucedido en las categorías inferiores, “en las que no solo no se han producido descensos, sino que se ha incrementado el número de participantes para la temporada 2020/2021, pasando de 80 equipos a 102”.