Javier Tebas, presidente de LaLiga

Si se para definitivamente LaLiga supondría que los clubs perderían 678,4 millones de euros. Ese sería el impacto que tendría la suspensión hasta final de temporada en Primera y Segunda División. Según datos de LaLiga, los clubs dejarían de ingresar 549 millones por derechos de televisión, 88 por abonos y 41,4 por taquillas.

Si se hubiese decidido jugar lo que resta de temporada a puerta cerrada, los clubs de Primera hubiesen dejado de percibir 38,8 millones por taquillas y 78,1 por abonos, y la Segunda, 2,6 y 9,9, respectivamente. En total, las pérdidas en la máxima categoría se estimaban en 117 millones y las de la Segunda, en 12,5.

La suspensión dispara el impacto en el aspecto económico de los clubs del fútbol profesional. Los clubs de Primera dejarían de ingresar 435 millones más por derechos de televisión sobre un total de 1.664. Los de Segunda, perderían 48 millones sobre una previsión de ingresos de 185.