Las propuestas realizadas por el Mónaco y por un equipo italiano no convencenEntrenamiento de la Real Sociedad Rulli

Gerónimo Rulli no aceptará, por ahora, ninguna de las propuestas que le ha trasladado la Real durante las últimas fechas. El portero, ya de vuelta en Argentina tras su luna de miel y después de pasar unos días por Donostia, se sentó a analizar las posibilidades que le planteó la Real, una procedente del Mónaco, que fue una contraoferta después de que dijera que no a la primera, y otra de un equipo de la Serie A italiana.

Por ahora, el portero no quiere tomar ninguna decisión. Quiere más concreción sobre las propuestas trasladadas y mientras esto no sea así no dará una respuesta definitiva.

Por tanto, por ahora no parece que tenga demasiados visos de prosperar y el arquero esperará a tener por escrito una oferta formal de cualquiera de los clubs a los que Roberto Olabe le ha ofrecido.

Por tanto, a día de hoy no es en absoluto descartable el escenario de que el platense se presente en Zubieta el próximo 8 de julio para el primer entrenamiento de la pretemporada.

Gerónimo Rulli es consciente de que en este caso tiene la sartén por el mango y será él quien decida sobre su futuro. Sabe que no va a ser protagonista en la Real y que está abocado a buscar un nuevo equipo pero, con tres años más de contrato por delante y uno de los mejores salarios de la plantilla, no se precipitará a la hora de tomar una decisión.

El cancerbero quiere una oferta en la que no pierda dinero y, sobre todo, una opción deportiva de entidad, que además de ser titular le permita disputar competiciones europeas durante las próximas temporadas.

Uno de sus grandes objetivos es regresar a la selección argentina y para ello es consciente de que necesita la visibilidad que otorgan los torneos continentales.