Los PCR de última generación han llegado para quedarse. LaLiga estrena este fin de semana dos sistemas de recogida de muestras de coronavirus que resultan más cómodas, ágiles y baratas. Adiós al molesto palito que parece que entrara hasta el cerebro. Diez equipos de LaLiga Santander y la SmartBank utilizarán estos métodos y se espera que a finales de noviembre ya los usen todos los clubes profesionales. Unas herramientas pioneras a nivel europeo.

Los nuevos procedimientos se realizan con saliva y enjuague bucofaríngeo. Con el primero, los futbolistas sólo tienen que segregar saliva y depositarla en un recipiente; con el segundo, tras injerir dos sueros, se hacen unas gárgaras y se escupe en un bote. Las muestras se recogen, se analizan en los laboratorios y en menos de 24 horas ya tienen los resultados. Estos métodos serán controlados por los médicos y especialistas de los equipos. A pesar de que esta vía permitiría a los propios jugadores y técnicos hacer la recogida de la muestra en sus domicilios, LaLiga va a mantener la realización de las pruebas con personal sanitario.

Los laboratorios SYNLAB han testado la eficacia de estos sistemas, con idénticos resultados a los PCR tradicionales de hisopos nasofaríngeos. Sin embargo, en las próximas semanas, LaLiga realizará conjuntamente los PCR y los controles de saliva y enjuague. En esta primera fase, como prueba piloto, la alternativa de la saliva está a disposición de Huesca, Atlético de Madrid, Real Sociedad, Málaga y Girona. La del enjuague la tendrán Betis, Alavés, Valencia, Almería y Girona. Con la elección de estos clubes se ha buscado una representación lo más fidedigna posible de la geografía española.