La Real está fichando antes que nunca gracias a que ató a varios jugadores durante la temporadaPresentación de Alexander Isak como jugador de la Real Sociedad

No suele ser la Real un equipo que se prodigue en el tramo inicial del mercado estival. Sus fichajes durante muchos años se han dilatado en el tiempo y no han llegado hasta el tramo final del verano. Pero todavía no ha comenzado la estación y el club txuri urdin ya ha confirmado cuatro incorporaciones: Sagnan, Isak, Remiro y Portu. Se puede decir que para la Real está siendo un mercado de primavera más que de verano.

Pero la dirección de fútbol está recogiendo ahora el trabajo sembrado durante la temporada, porque casi todas las incorporaciones son fruto de unas conversaciones iniciadas mucho tiempo atrás. La primera que empezó a trabajar la Real fue la de Álex Remiro. Desde el verano pasado comenzó el club de Anoeta a acercarse al portero del Athletic, que justo al cierre del pasado mercado estival comunicó su intención de no renovar con el club de Ibaigane, de ahí que Urrutia le condenara al ostracismo durante toda la pasada campaña.

La entidad guipuzcoana, que podría haber anunciado el fichaje del de Cascante desde el pasado 1 de enero, dejó, no obstante, pasar la temporada para anunciarlo la semana pasada. Todo estaba cerrado desde hace meses.

El mismo día que se anunció la contratación de Remiro zanjó la Real en Madrid el fichaje de Isak gracias a que el delantero sueco pasó el reconocimiento médico. Pero ese sólo fue el ‘rush’ final de un fichaje cuya fase decisiva se vivió allá por el mes de marzo. Fue entonces cuando el club de Anoeta tomó la determinación de ficharlo y cuando cerró las condiciones con el Borussia de Dortmund.

Para entonces ya llevaba dos meses anunciado Sagnan, producto de unas negociaciones que se iniciaron y se cerraron con el Lens en el mismo mes de enero.

Habrían ido a por Portu sin descenso

La contratación a por la que más tarde se lanzó la Real fue la de Portu, aunque la dirección de fútbol de conjunto donostiarra ya tenía trabajo hecho desde la pasada campaña, cuando ya trató de hacerse con el fichaje del jugador en el último tramo del mercado veraniego.

A principios de mayo, antes de consumarse el descenso del Girona, la Real retomó el interés en el delantero murciano y se reabrieron las conversaciones. Todo se aceleró cuando, al descender el conjunto catalán, la cláusula de rescisión de Portu bajó de los 20 a los 10 millones de euros. Ahí la Real apretó el acelerador, Roberto Olabe insistió y trató de convencer al futbolista y a finales de mayo el jugador comunicó a la entidad blanquiazul que, entre las ofertas de las que disponía, se decantaba por venir a Donostia. Todo quedó cerrado antes de finalizar el mes de mayo.

Más por llegar y por salir

Con cuatro fichajes ‘en la buchaca’, la Real ya tiene gran parte del trabajo realizado, pero no está la plantilla cerrada. Quedan por salir cerca de siete futbolistas y este capítulo será el que ocupe a partir de ahora a los rectores realistas, aunque también hay llegadas pendientes. A expensas de la decisión de los técnicos queda Skov Olsen, cuyo fichaje también está bien encauzado y, de cerrarse, se haría después de que finalice la participación de Dinamarca en el Europeo Sub-21.

La opción de contratar un lateral izquierdo también está abierta y ahí aparece Diego Rico, que está en la lista de la Real, aunque para lanzarse a por un defensa zurdo, deberían encontrar antes un destino que se considerara propicio para la progresión de Kevin Rodrigues.