Caparrós dirigiendo al Athletic en un partido de Liga del curso 2010-2011 ante el Espanyol

La final de Copa entre Athletic y Real en La Cartuja de Sevilla está en el aire. Ya nunca se sabrá que habría ocurrido de haberse disputado en la fecha fijada del 18 de abril. Ni en otras posteriores relativamente cercanas con las que se ha ido especulando. Los dos clubs han pedido que se juegue con público. Faltan unos cuantos meses para verla.

¿Cómo habría discurrido la final de haberse disputado en su momento? “Mi sentimiento y mi deseo estaría como un aficionado más para que nuestro Athletic consiguiese ese título en su competición. Pero soy consciente de que era un partido muy abierto, la Real está haciendo una muy buena temporada, tiene un equipo magnífico. Lo que sí era, es un espectáculo, un colorido espectacular. Pero mi deseo es claro, que el Athletic tenga en la vitrina otro título de Copa”, resaltó en TeleBilbao Joaquín Caparrós.

El de Utrera dirigió al equipo rojiblanco que cayó en la final de Valencia en mayo de 2009 ante el Barça (1-4). Toqueró marcó pronto, en el minuto 8, pero después fueron cayendo los goles de Yaya Touré, Messi, Bojan y Xavi. “Aquello nos supo a gloria (el tanto inicial), pero nos chocamos con este Barcelona de Pep (Guardiola) y esa quinta de futbolistas que creo que ha sido la mejor a nivel mundial. Y ese mes anterior a la final, había un colorido especial en la ciudad. La gente iba por la calle y se te acercaba para decirte que llevaban tantos años sin una final. Te hablaban con ese sentimiento y uno no es piedra, se volvía más sensible todavía”, recordó.