El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, destacó este sábado, durante su discurso en el acto de inauguración de la primera fase de la nueva ciudad deportiva Afouteza en la localidad vecina de Mos, que tener unas instalaciones en propiedad es “un sueño hecho realidad”.

“Me llamaron iluso por soñar en grande, pero iluso es el que no se esfuerza y no lucha por conseguir sus sueños. Este proyecto nace de un sueño, de horas interminables de trabajo, de momentos difíciles en los que la solución más fácil era rendirse. Sin embargo, todos los aquí presentes confiamos en él y nos levantamos cada vez que intentaron tirarnos”, comentó.

El máximo accionista de la entidad incidió en que “el ruido de fondo” no pudo con “la valentía” de su consejo de administración, por eso no entiende a los aficionados que critican que el Celta haya construido fuera de Vigo su nueva ciudad deportiva.