Muniain está a ocho partidos de igualar a Julen Guerrero

La próxima temporada puede ser histórica a modo colectivo para el Athletic si consigue hacerse con la final de Copa ante la Real Sociedad. Es el sueño de toda la masa social del club bilbaíno, una guinda para celebrar un nuevo éxito al estilo de lo que sucedió con la Supercopa de 2015 cuando se impuso a doble partido al Barça. Pero el siguiente curso tiene también alicientes especiales para más de un jugador rojiblanco.

Ciñámonos a Iker Muniain, que a sus 27 años va camino de seguir estableciendo récords de muy difícil superación. La precocidad con la que saltó al ruedo con Caparrós está determinado una carrera jalonada de numerosas condecoraciones.

Y es que con sus 422 encuentros como león, el de La Txantrea está superando muchas metas que seguramente no esperaba sortear cuando se inició su andadura tan joven. El navarro acumula una cifra tal de partidos que está en la duodécima posición del ranking histórico de duelos del Athletic y tiene muchos años por delante para mejorar estadísticas de una manera apabullante.