Battaglia, en la imagen en un partido de Champions contra el Barcelona, jugará esta temporada en el Alavés.

El Alavés cierra uno de los fichajes más deseados en este mercado veraniego. Tras unas laboriosas negociaciones, ha sellado un acuerdo con el Sporting de Lisboa para que el centrocampista italo-argentino Rodrigo Battaglia llegue cedido por una temporada. Con 29 años y 1,87 metros de altura, es un mediocentro posicional que viene a reforzar la posición que ocupa Tomás Pina.

Ayer, el jugador, una vez ultimados los detalles de su pase al conjunto babazorro, se despidió con una carta de la afición portuguesa. En ella calificó como “muy intensa” su etapa en el club lisboeta. “He vivido momentos muy bonitos, he podido disputar la Champions League y he llegado a mi selección”, comentó tras mostrarse “agradecido” a la hinchada del Sporting por el cariño recibido.

Experiencia europea

El italo-argentino lleva desde la temporada 17-18 jugando en la entidad blanquiverde, uno de los clubes grandes de Portugal. Ha disputado partidos en la Champions y en la UEFA Europa League, por lo que ya conoce de sobra el fútbol europeo.

Nacido en Morón (Argentina), se formó en las categorías inferiores de Huracán y, tras pasar por el Racing Club de Avellaneda, se incorporó al Braga en el verano de 2014. Allí jugó cedido en el MoreirenseC.A. Rosario y Chaves para, en el curso 17-18, dar el salto al Sporting de Lisboa.