La Real muestra una buena versión en el estreno ante el Lagun OnakOdegaard dribla durante el partido del sábado en Garmendipe

La Real comenzó en Garmendipe el sábado su primera prueba seria de la pretemporada con Imanol Alguacil al mando de la nave por primera vez desde el periodo estival. Las sensaciones, más allá del 0-5 que se ilustró en el marcador, no pudieron ser mejores. La primera señal positiva que dejó el encuentro es que la plantilla de la Real, es mucho mejor –y más larga– que la del año pasado. Con MerinoOyarzabal Zubeldia en la playa, Moreno de vacaciones y Barrenetxea compitiendo con la sub-19, el oriotarra pudo prescindir de sus dos porteros titulares y aun y todo pudo sacar dos equipos distintos en cada una de las partes.

Por lo demás, el partido deja pocas conclusiones que es mejor no extraerlas y hacerlas definitivas, porque enfrente estaba el Lagun Onak, que plantó cara tan solo 15 minutos y milita en Tercera División. El primer choque sirvió para coger ritmo, confianza, ver a los nuevos fichajes juntos. La pretemporada no ha hecho más que empezar, Alguacil vuelve a programar no más de cinco entrenamientos para la segunda semana de pretemporada, pero por el momento las señales son positivas. El Racing, ya en la categoría de plata, plantará más cara que el Lagun y se podrán extrapolar argumentos más fiables.

Y también hechos, puesto que al igual que en Garmendipe, parece que Rulli no jugará y puede tener sus horas contadas como jugador de la Real Sociedad.

A Odegaard se le cae la calidad de los bolsillos

45 minutos son suficientes para afirmar que a Martin Odegaard derrocha calidad por todos los costados. El noruego, más allá de que también estuvo bien en defensa, estuvo acertadísimo en cada pase que dio a sus compañeros. Con la cabeza siempre alta, el cuello del nórdico gira como un parabrisas para tomar siempre la mejor decisión.

Merquelanz compite 10 meses después

El irundarra volvió a jugar un partido 316 días después de aquel fatídico 31 de agosto, cuando tras apenas un minuto sobre el césped, se rompió el cruzado en Ipurua. Merquelanz, sin miedo a volver a caer, se mostró con confianza en cada acción ofensiva. Encaró, desbordó e incluso provocó un penalti para demostrar a Imanol de que está de vuelta.

Los nuevos delanteros empiezan marcando

Los dos fichajes en la parcela ofensiva, Alexander Isak Portu, se estrenaron como txuri urdin marcando. Ambos salieron en Azpeita decididos a inaugurar su casillero de goles con la Real y no fallaron en su reto. El sueco, desbordó y definió bien por abajo tras una buena carrera mientras que el de Beniel no se puso nervioso delante de Artetxe para marcar en el mano a mano.

Aihen, dueño y señor de la banda izquierda

Aihen demostró que quiere ser dueño y señor de la banda izquierda de Anoeta. El navarro abrió la lata del partido tras un buen pase de Januzaj y fue un puñal por el costado izquierdo. Incisivo, pero también atento en labores defensivas, fue un dolor de cabeza para la defensa azpeitiarra. Tras la marcha de Theo, el de Etxauri quiere ser titular en la Real.

Pardo se mostró cómodo al lado de Illarramendi

Rubén Pardo vuelve a tener la oportunidad de pedir paso en el mediocampo de la Real. El de Rincón de Soto fue el mejor de la primera parte dando una clase maestra de colocación y saber corregir a sus compañeros. Muy mandón en todo momento, no dudó en ordenar a sus compañeros cada vez que alguno salía de su zona. Lo malo, muchos medios por delante suyo