Víctor García debutó con el Real Valladolid.

El atacante del equipo filial Víctor García, que debutó este martes en Primera División con el Real Valladolid, ha reconocido que ese estreno resultó «agridulce» puesto que el equipo, a pesar de haber merecido «un punto o incluso más», finalmente salió de Mestalla con una derrota ante el Valencia (2-1).

El técnico del cuadro blanquivioleta, Sergio González, ha seguido en la línea de recompensar el trabajo de los jugadores del filial al dar entrada, como titulares, a Kike Pérez y a Víctor García quien debutaba así en la máxima categoría del fútbol nacional y que, además, lograba el gol del empate para el equipo.

Aunque ha admitido que le costó «entrar en contacto con el balón», poco a poco fue relajándose, que es lo que le aconsejó el míster, además de darle instrucciones precisas respecto a la «necesidad de que llegara al área contraria, al jugar con un media punta y un delantero solo».

Su gol, que supuso el empate a uno, «llegó tras una jugada por la banda derecha desde la que Kike cambió de orientación a Waldo. Cuando la recibió, supe que buscaría un centro o un remate, y entré en el área, donde llegó el balón llovido de un rechace. Intenté revolver rápido para sorprender a defensa y portero con un tiro cruzado, que entró», ha relatado en rueda de prensa.