Zinedine Zidane parece haber dado con la piedra filosofal para resucitar a su Real Madrid cuando más muerto parecía. Hace apenas diez días, tras el fiasco ante el Shakhtar en Kiev (2-0) que ponía en serios aprietos la continuidad europea del cuadro blanco al menos en Champions, el conjunto merengue parecía más material de derribo que otra cosa. Hoy, tras solventar con sendas victorias sus choques ante Sevilla (0-1), Mönchengladbach (2-0) y Atlético (2-0), el futuro pinta de otro color para los de ‘Zizou’.

La evidente recuperación física de hombres como Kroos Modric, el despliegue de fuerzas realizado en los últimos encuentros, con una presión elevada sobre el rival los 90 minutos, y un once titular con mínimos retoques serían tres de las claves del momento actual del equipo blanco.